lunes, 15 de diciembre de 2008

POR AMOR A LOS COLORES

Uno, que se emociona siempre con lo que hace, es capaz de apasionarse en crear un blog de sneakers el día que ve debutar a Harper Williams la temporada 2008 2009, con unas zapas negras y verdes, igualitos que los colores de nuestra camiseta.

Después Harper se marchó y hubo que buscar nuevos protagonistas para la sección. El viernes pasado encontré uno nuevo, alguien que argumentaba perfectamente la primera idea: “la elección de unas zapatillas porque “peguen” con los colores del club”.

Dicen que los americanos no hacen vestuario, que son mercenarios del cheque, que cambian de chaqueta en función de lo que su representante le ofrezca. Como a mí no me gusta generalizar y tampoco creo que todos los nacionales prometan amor eterno a un
escudo, vamos a obviar éste tópico. Porque lo que nos ocupa delata que a éste americano si le importan los colores.

Vamos a descubrir el aspecto estético de unas zapatillas, que no son la bomba en diseño, pero sí en calidad y sobre todo versatilidad.

Como sabéis siempre me sale la vena profesional y cada día veo como las marcas de zapatillas sacan versiones en diferentes colores del mismo modelo (Marketing puro y duro) . Con esto se consigue que los frikies
del coleccionismo, tengan verdaderos dolores de cabeza y de cartera, y que los amateurs, cuando estamos delante de dos zapas que nos gustan, nos decidamos por aquellas que nos van “a hacer juego” . Creemos que cuando nos calcemos nuestra cami con la pegatina del bar de la esquina como patrocinador el día de nuestro debut, vamos a salir en la portada del Gigantes y hay que estar guapos.


Quizá muchos no se han dado cuenta, pero nues
tro base titular, Mr. Brown, comenzó la temporada con un guiño a nuestros colores. Pensé que fue fruto de la casualidad, pero en el partido contra La Laguna cambió de zapas y refrendó mi predicción, el bueno de Rod es un coqueto.






Normalmente a no ser que seas una estrella, las marcas no regalan tantas zapas como creemos, es más, en Europa, están contados los neumáticos para toda la temporada. Calderón, cuando llegó a la NBA, habló con la gente de NIKE, le preguntaron qué volumen de cambio de zapas quería, el de Villanueva se quedó callado, estaba acostumbrado a que cada mes y medio cambiaba de deportivas, y los representantes de la marca le dijeron, “venga un par cada semana”.
Desconozco si Brown cambia con tanta asiduidad -también ya me vale, poder preguntarlo y no hacerlo- pero hace unos días ha estrenado color en sus zapatillas, comenzó con naranja y blanco, ya hora lleva blanco y verde. ¿cuál será la próxima?


Las Air Max ELITE II TB , son su elección, unas zapatillas que llevan la típica cámara de aire tan famosa de NIKE en la media suela que ocupa casi un 70% de la base. Zapatilla cómoda por su confección con muy buena piel, que la hace excelente para los desplazamientos laterales y para esas entradas en las que dasafía a cualquier pívot. Su suela es muy duradera (por eso no ha cambiado antes) ya que está hecha de una goma especial que ofrece una mayor tracción a la hora de los cambios de ritmo y salto.
En resumen una zapa correcta, y de gran calidad que por 80.00 $ ofrece el grado de coquetería necesario para ser el más fashion de la pista.


NOTA. SI AMAS MUCHO, MUCHO, MUCHO A TUS COLORES PUEDES CREAR TU PROPIA VERSION EN NIKE ID